Por fin después de muchos intentos conseguí hacer una sesión con mi sobrina. Marta acaba de empezar la universidad y cómo ella es una chica muy deportista, decidí por una sesión urbana en una localización nueva que pensé que iría muy bien con su estilo.

Todo estaba planeado para sacar las fotos por la tarde justo antes de atardecer para aprovechar la luz dorada, pero cuál fue nuestra sorpresa cuando al coger la autovía vimos nubes negras y amenazantes justo donde nos dirigíamos para sacar las fotos. Decidimos seguir adelante y al final la noche se nos echó encima e incluso empezó a chispear pero conseguimos unas fotos bonitas y pasamos una hora divertida.

¿Te gustaría tener fotos como estas? Contáctame!

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies