Una de las cosas que más me gusta de mi trabajo es conocer familias estupendas; familias que están dispuestas confiar en mi para documentar sus momentos más tiernos y divertidos, y dejarme entrar en sus vidas.

Me siento tan afortunada poder contar sus historias. Hace unos días me sentí muy privilegiada poder pasar la tarde con Henna y Henri y su hija Jemina en la playa pudiendo participar en sus momentos de cariño, amor y complicidad. Conectamos en seguida, reímos mucho y al final yo terminé agotada pero feliz, y con agujetas de tanto agacharme, correr y sentarme en la arena mojada.

Estos momentos no tienen precio aunque con la sonrisa de Jemina me bastó para darme fuerzas para toda la semana.

 

¿Te gustaría tener unas fotos como estas con tu familia?

Pide información

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies